Las Batatas contienen un montón de vitaminas (como la provitamina A o Betacaroteno, ácido fólico, niacina, vitaminas C como el ácido ascórbico, D  y vitamina E, en la que destaca el tocoferol). En cuanto a  minerales tampoco se queda atrás, (como cobre, magnesio, manganeso, hierro y zinc), al igual que se compone de  fibras tanto celulosas como pectinas. Además, en su raíz contiene la lisina, por lo que se emplea como complemento en algunos cereales, a pesar de no ser muy alta en proteínas. 

Aparte, posee bajo contenido en lípidos, y sus ácidos grasos principales son el linoceico, oleico, esteárico y el palmitoleico. Es necesario agregar que si bien es poco conocido, supera a las patatas en cuanto a la energía que aporta. Incluso, para algunas personas, incluyendo a la Asociación Americana de Diabetes (ADA)  es considerada un súper alimento. 

¿Está bien que un diabético coma batata? 

Está muy bien que un diabético ingiera batatas o también llamadas camotes, incluso, llega a ser recomendada para la diabetes pues su valor nutricional es mayor al de las papas y es en índice glucémico, menor que estas últimas nombradas. Realmente no posee muchos azúcares simples, y aunque su sabor es más dulzón que el de las papas blancas, resulta que, es 3gr por 100gr más bajo su contenido en carbohidratos; y aparte, le supera en fibra (que favorece a mantener un buen peso).

Las batatas son los mejores carbohidratos que se pueden anexar a la dieta de una persona diabética, pudiendo causar gran impacto en el equilibrio de la glucosa en su sangre.

¿Cuáles son los beneficios que trae?

  • Regula la insulina: Al contener azúcar de manera natural, mantiene los niveles de glucosa en la sangre estables. Aparte que favorece a que no se debe agregar azúcares procesadas a la preparación de los postres que se deseen preparan con dicha batata. Aparte, son portadoras de una hormona llamada “adiponectina” misma que regula la producción de insulina mientras que simultáneamente favorece a un buen metabolismo. 
  • Aviva el sistema inmunológico: Gracias a sus altos contenidos en vitamina D, potencia el sistema inmunológico, algo de lo que saca provecho la piel, los dientes, el corazón, y la glándula tiroides. 
  • Favorece a un corazón sano: El potasio que contiene la batata disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca en aquellas personas que padecen diabetes, pues mantiene la presión arterial en niveles estables y compensa los electrolitos. 
  • Bonificación en nuestra piel: Las personas diabéticas normalmente tienen un proceso de sanación en cuanto a sus heridas más lento; pero como la batata posee antocianina (que es un pigmento hidrosoluble) este actúa en nuestra piel, logrando sanar cualquier inflamación y dejándola mucho más linda.
  • Disminuye los problemas digestivos: Como se mencionó con anterioridad, la batata es rica en fibra, por lo que mantiene en movimiento el tracto digestivo y disipa un poco el riesgo de pasar por un incómodo estreñimiento. La cantidad de fibra presente en los distintos alimentos disminuye la rapidez con la que los almidones son digeridos, y esto acarrea que el índice glucémico baje, mismo índice que regula los niveles de azúcar en la sangre de los diabéticos. 

¿Cómo puedo cocinarla para aprovecharla al máximo?

Aunque muchas personas no lo crean, es bastante importante fijarse en cómo se cocinará la batata para una persona diabética, pues ni en puré ni hervidas son recomendadas para personas con dicha condición ya que este método hace que se digieran de manera más sencilla y a su vez, aumenta el índice glucémico que podría elevar el nivel de glucosa presente en la sangre.

Por muy irónico que suene, una mejor opción sería saltear la batata en aceite (con todo y cascara) ayudará a mantener los índices de azúcar bajos y el contenido de fibra. Aunque sea una vez por semana es recomendada la ingesta de patatas, puesto que si eres diabético serás muy beneficiado así que ¡no tengas miedo y haz la prueba! Ten por seguro que me lo agradecerás.