A simple vista podemos notar las grandes cantidades de vitamina A y ácido fólico que contiene, algo notorio por el color verde intenso que posee ésta planta. Las espinacas están llenas de nutrientes por todos lados mientras que son bajas en grasas, pero aún así en su interior encierra un montón de proteínas, y de agua, claro, pues se compone principalmente de esta sustancia, lo cual beneficia mucho a las personas diabéticas Pero no solo eso, pues las espinacas resultan ser de los mejores surtidores de Potasio y magnesio; permitiéndonos mantener un sistema inmunológico estable y muy saludable.

Aportes a una vida más sana: 

Si con todo lo antes mencionado aún estás dudoso respecto a incluir esta planta (que es cultivada como una verdura por sus hojas) a tu dieta, tras conocer los increíbles aportes que te generará no lo dudarás dos veces. 

  • Facilita la vigilancia y control de la diabetes: Esto porque alberga en su interior el ácido alfa-lipoico, un antioxidante muy efectivo para disminuir los niveles de glucosa, aumentando la sensibilidad a la insulina y previene la variación producto del estrés oxidativo en pacientes con diabetes.  
  • Restablecerá e incluso mejorará tu visión: Gracias a la vitamina A que se encuentra presente en la misma. 
  • Hidrata el cabello y la piel: Pues sus nutrientes nos amparan de la radiación solar, incluso de los rayos ultravioletas. 
  • Ayuda a bajar de peso: ¿Esto no te hace querer correr a comprarla? Es buenísima para lograr una reducción en el peso debido a su contribución nutricional y su bajo índice de calorías. 
  • Motiva el correcto tránsito intestinal: De la mano con lo anterior, al tener entre sus componentes la fibra, favorece al correcto circulamiento de tracto digestivo, causando a su vez una percepción de saciedad.
  • Conserva la presión arterial estable: Esto es porque el Magnesio y Potasio también dicen “presente” en los componentes de la Espinaca, y es por ello que se recomienda a todos aquellos hipertensos, ya que neutraliza el efecto del sodio en sus cuerpos. Haciendo mención de otros alimentos que poseen contenidos altos en potasio tenemos las naranjas, papas y tomates. 
  • Es apto para mujeres embarazadas y niños: Pues es revitalizante y un proveedor de energía asombroso (por el ácido fólico). 
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades: Ya que posee sustancias antioxidantes, aunado a todos los nutrientes que nos otorga tras su consumo; llegando incluso a prevenir varios tipos de cáncer (pues la clorofila inhibe los efectos cancerígenos).
  • Evita el asma: Está científicamente comprobado tras muchos estudios que mantener un alto consumo de nutrientes favorece a una disminución considerable de riesgo a desarrollar enfermedades como el asma.
  • Ofrece fuerza a los huesos: Un consumo apropiado de vitamina K es importantísimo para gozar de una buena salud ósea pues mejora la absorción del calcio. 

¿Cómo puedo consumirlas de mejor manera? 

Una ingesta diaria de espinacas es bastante favorable. Inevitablemente estarás beneficiando tu cuerpo, pero eso sí; procura variar la manera en la que la comerás. Ya sea que elijas incluirla en tu dieta de manera cruda o cocida los nutrientes serán absorbidos por tu cuerpo.  Para poder aprovecharla al máximo  ten en cuenta dos cositas:

  • En caso de comerlas crudas, tu organismo consumirá los minerales más lentamente. Aunque son una grandiosa fuente de vitaminas.
  • Si las consumes cosidas gran parte de sus vitaminas se perderán; no obstante, al cuerpo le será más fácil absorber los minerales y betacarontenos (que aunque no se noten debido a la potente clorofila, se hallan también en las espinacas).
  • Es por ello que dependiendo de lo que quieras ganar con el uso de las espinacas, decidirás la mejor manera para consumirla. 
  • En el caso de elegir el  equipo de espinacas crudas, fíjate de lo siguiente:
  • Intenta que las hojas se vean lo más verde posible y estén frescas, ya que con el pasar de los días sus beneficios se verán reducidos, por lo que mientras más verde y fresca esté la espinaca, mejor. 
  • Limpia adecuadamente sus hojas antes de ingerirlas, asegurándote claramente de haber eliminado cualquier rastro de suciedad que pueda estar en ellas. 
  • ¡Consérvalas en un lugar frío! Hasta que llegue el momento de consumirlas debes guardarlas en el refrigerador, cerciorándote de que la temperatura esté bien, y de esta forma no se oxidaran tan rápido ni perderán sus nutrientes. 

Sea como sea que decidas comerlas, recuerda siempre que lo importante es alimentarse sanamente, y con todos los beneficios que trae la inclusión de las espinacas en la vida de cualquier persona, podemos tener la certeza de que al elegirla para formar parte de nuestra dieta no estaremos equivocándonos.