Pollo al limón con pimienta

El Pollo al limón con pimienta es un plato delicioso y fácil de preparar. Una mezcla perfecta entre lo ácido del limón y lo picante de la pimienta que realzan el sabor de las pechugas de pollo. Ideal para una cena especial o para consentir a tu familia. A disfrutar.

Plato Principal
2 horas
4 Porciones
Diabética

Para disfrutar de este delicioso plato, es necesario precalentar el horno a 400 ºF y mezclar cuidadosamente los ingredientes.

Luego, se deben freír las pechugas de pollo y bañarlas con la salsa de limón y pimienta.

Finalmente, se hornean hasta que estén bien cocidas y se sirven calientes.

Una opción sabrosa para compartir en la mesa.

Ingredientes

4 Pechugas de pollo

1 Huevo batido

200 gramos de Harina de almendras

150 gramos de Harina de coco

1 cuchara de Ajo en polvo

1 cuchara de Orégano

1 Toque de paprika

Aceite de coco

Sal rosada o marina

2 cucharas de Jugo de limón

2 Dientes de ajo

2 cucharas de Mantequilla derretida light

1 cuchara de Perejil

¼ taza de Caldo de pollo

1 cuchara de Aceite de oliva

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Para preparar este delicioso plato, es importante precalentar el horno a 400 ºF.

Paso 2 : En un cuenco, se deben mezclar las harinas, el ajo triturado, la sal, orégano y paprika.

Paso 3 : A continuación, se debe batir un huevo y sumergir cada pechuga en él, para luego pasarlas por la mezcla de harina y asegurarse de que estén bien cubiertas.

Paso 4 : En un sartén, se coloca el aceite de coco a fuego medio y se fríen las pechugas durante 5 minutos de cada lado.

Paso 5 : Después de freírlas, se colocan en una bandeja para hornear.

Paso 6 : En un cuenco aparte, se combinan todos los ingredientes de la salsa y se bañan las pechugas con ella, antes de llevarlas al horno durante 20 minutos.

Paso 7 : Una vez transcurrido ese tiempo, es importante asar las pechugas a 400 ºF durante otros 20 minutos.

Paso 8 : Al sacarlas del horno, se recomienda añadir un poco más de pimienta por encima para realzar su sabor.

Paso 9 : ¡Y listo! Ahora solo queda disfrutar de este sabroso plato.